Trabajando desde casa
Depresión postvacacional: combátela siguiendo estos consejos - Trabajando desde casa

Depresión postvacacional: supérala siguiendo estos consejos

La vuelta al trabajo y a la rutina, en especial después de haber disfrutado de unos días o semanas libres durante el verano, puede ir acompañada de la famosa depresión postvacacional.

Se trata de un término que también se conoce con los nombres de síndrome postvacacional o estrés postvacacional. La frase se emplea para hacer referencia a la ansiedad que muchos sufrimos al tener que regresar al trabajo tras un periodo vacacional.

Según reveló un estudio llevado a cabo por Adecco, empresa especializada en empleo y orientación laboral, se calcula que uno de cada tres trabajadores sufre o sufrirá el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo después del verano.

Del 66 % restante, un porcentaje considerable padece o padecerá un cuadro de estrés o fatiga debido a la falta de responsabilidades y rutinas que caracteriza a las vacaciones.

Además, la depresión o síndrome postvacacional no solo afecta a los empleados, sino también a los emprendedores, empresarios, autónomos y freelances que trabajamos desde casa.

Puedo afirmar, por suerte, que me encanta mi trabajo y que volver a la rutina no se convierte en un acontecimiento traumático para mí.

No obstante, suelo sufrir una ligera depresión postvacacional cuando mis vacaciones estivales se terminan debido a que pasar unos días en la playa, leyendo un buen libro, cenando en bonitos restaurantes o viajando a nuevos rincones es más que agradable.

Por eso me gusta establecer una serie de pautas y medidas que me ayuden a regresar al trabajo con las pilas cargadas y con grandes dosis de energía y me permitan paliar los síntomas propios de la depresión postvacacional.

Pero, ¿cuáles son esos síntomas? Encontramos desde estrés o ansiedad hasta nerviosismo, pasando por cambios de humor, palpitaciones, temblores o dolores de estómago, aunque la manera de llevarlo es distinta dependiendo de cada ser humano.

Si eres freelance, trabajas desde casa todo el día o la mayor parte del tiempo y quieres conocer algunos consejos para combatir la depresión postvacacional, sigue leyendo y toma nota de estos sencillos trucos.

Depresión postvacacional: combátela siguiendo estos consejos - Trabajando desde casa

Algunos consejos para superar el estrés postvacacional

Cambiar la decoración de la oficina y poner en marcha un nuevo proyecto son solo algunos de los consejos que deberás tener en cuenta si no quieres prolongar la temida depresión postvacacional.

Aprovechar las vacaciones al máximo

Aunque este consejo no se puede aplicar cuando las vacaciones ya han tocado a su fin, si todavía no has disfrutado de tus días libres te recomiendo que lo tengas muy en cuenta.

Si aprovechas cada minuto de tus vacaciones tendrás la oportunidad de volver a la rutina con mucha energía y con la tranquilidad de haberlas exprimido al máximo.

Esto no significa que tengas que dedicar tus días fuera del trabajo a hacer puenting o a tirarte en paracaídas; lo importante es que organices planes y actividades que te ayuden a sentirte bien, a relajarte y a desconectar.

A mí me gusta hacer una lista de planes antes de las vacaciones y distribuirlas en un calendario para asegurarme de que puedo hacer todo lo que quiero, aunque siempre dejando algunos huecos para la improvisación.

En mis listas siempre hay espacio para pasar un día entero en la playa, leer un buen libro sintiendo la brisa marina en la piel y hacer algo nuevo que me permita pasarlo bien, seguir aprendiendo y descubrir sensaciones.

Aprovechar las vacaciones - Trabajando desde casa

Limpiar el despacho antes de las vacaciones

Es muy habitual que, con el paso de los meses, el despacho se acabe llenando de papeles, cuadernos, libretas y otros muchos accesorios que, en la mayoría de ocasiones, deberían ir directos al cubo de la basura.

Trabajar en una oficina donde encontrar un documento concreto se convierte en una odisea o en la que los papeles no dejan ver ni el color del escritorio no es motivador para nadie.

Si quieres que la depresión postvacacional sea leve y se pase en un pispás, una buena idea será limpiar la oficina el día o la semana antes de irte de vacaciones.

De este modo, cogerás tus días libres con más ganas y sabrás que, cuando llegue el momento de continuar con tu rutina, te estará esperando un despacho limpio, pulcro y sin montañas de documentos.

Céntrate en vaciar los armarios, cajones y estantes y en seleccionar muy bien qué es lo que realmente te hace falta para, así, poder desechar lo que no necesitas antes de volver a ordenar tus pertenencias.

La última vez que llevé a cabo esta labor llené tres bolsas de basura y desde entonces trabajo mucho más a gusto, y más aún desde que hago caso a Marie Kondo y evito conservar cosas que no tienen ninguna utilidad ni me hacen feliz. Sin duda mereció la pena.

Limpiar la oficina para superar el síndrome postvacacional - Trabajando desde casa

Cambiar la decoración de la oficina

Ver siempre la misma oficina puede llegar a ser bastante aburrido. Si tienes el despacho en casa puedes dedicar el día antes de la vuelta al trabajo a redecorarlo y darle un toque más fresco y actual.

No es necesario que gastes grandes cantidades de dinero; colocar algunas plantas bonitas, un par de cuadros con frases motivadoras y sustituir la silla vieja por una nueva (y más cómoda y ergonómica) y comprar algunas velas aromáticas será suficiente para modificar el aspecto de tu oficina y tener muchas ganas de estrenar tu nuevo espacio de trabajo.

Poner en marcha un nuevo proyecto

La última vez que me fui de vacaciones lo hice a sabiendas de que, a mi vuelta, lanzaría un nuevo proyecto que, casualmente, era este blog dedicado al teletrabajo.

Esto me ayudó a regresar a la rutina con muchísima energía y con un montón de ilusión, ya que sabía que a mi vuelta me dedicaría a dar forma y a lanzar este nuevo blog que, como puedes ver, ya es una realidad.

Si sueñas con poner en marcha tu propio proyecto o deseas crecer a nivel laboral, márcate un objetivo antes de las vacaciones y ve a por él cuando regreses al trabajo.

Comenzar una actividad

Este consejo para superar la depresión postvacacional es similar al anterior solo que, en este caso, se centra única y exclusivamente en el ocio.

Si haces que el regreso a tu puesto de trabajo coincida con el comienzo de una actividad que te apasione, harás que la vuelta a la rutina sea mucho más liviana y llevadera.

A mí me gusta empezar una nueva actividad deportiva o aprender un idioma, pero existen infinidad de posibilidades y también puedes apuntarte a clases de baile o cocina, matricularte en ese máster para el que tanto has ahorrado o aprender un arte marcial, por ejemplo.

Recuerda, no obstante, que el deporte es siempre una magnífica opción porque te mantiene activo, fortalece los músculos, despeja la mente, previene el sobrepeso y cuida el corazón.

Hacer deporte - Trabajando desde casa

Organizar una escapada de fin de semana

El hecho de trabajar desde casa hace que siempre esté buscando planes y actividades que me ayuden a desconectar no solo durante el fin de semana o las vacaciones, sino también entre semana.

Aunque de lunes a viernes nos dediquemos a trabajar, esto no significa que no podamos disfrutar del ocio una vez terminada la jornada laboral.

Puedes aprovechar el resto del día para salir a pasear, hacer deporte, quedar con amigos, ir al cine, leer en tu parque favorito o aprender chino…

Las posibilidades son infinitas, solo tienes que elegir actividades que te apasionen, cuadrarlas en tu agenda y llevarlas a cabo durante todo el año.

Otra opción para combatir la depresión postvacacional es organizar una escapada de fin de semana unos días después de la vuelta al trabajo.

Esto te motivará, hará el regreso a la rutina mucho más llevadero y, además, te dará la oportunidad de descubrir nuevos rincones del mundo.

No volver de viaje un día antes de regresar al trabajo

Si no quieres que el estrés postvacacional se cuele en cada rincón de tu cuerpo y en cada poro de tu piel, lo mejor será que hagas todo lo posible para evitar regresar de un viaje un día antes de volver al trabajo, ¡y ya no hablemos del mismo día!

Date un tiempo para poder preparar la vuelta a la rutina, deshacer la maleta, situarte, arreglar tu vivienda y acostumbrarte a estar de nuevo en casa.

Aunque en un primer momento te pueda parecer muy difícil superar el síndrome postvacacional, recuerda que se trata de un proceso adaptativo que se podrá alargar más o menos, pero que, finalmente, culminará con la acomodación total a tu rutina laboral.

¿Quieres sentirte mucho mejor? En ese caso también será interesante que sepas qué es el Síndrome del trabajador quemado y cómo puedes prevenirlo.

Avatar

Sara Santoyo

¡Hola a todos! Mi nombre es Sara Santoyo, soy licenciada en Periodismo y nací en Palma de Mallorca en el año 1987. Después de trabajar como redactora y gestora de contenidos en algunas empresas, decidí sumergirme en el apasionante (y a veces tenebroso) mundo del emprendimiento y poner en marcha mi propio negocio. Así fue como nació Didesco (mi empresa) y mis seis blogs. Trabajo desde casa desde 2014 y por eso quiero compartir con vosotros todo lo que vivido, experimentado y aprendido a lo largo de estos años. Espero que este portal web os sea de ayuda tanto si trabajáis desde casa como si el teletrabajo os llama la atención desde hace tiempo y queréis conocer mejor sus secretos y entresijos. ¡Muchas gracias por estar detrás de la pantalla y dedicar tiempo a leer estas líneas!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.