Trabajando desde casa

6 buenos hábitos diarios que me ayudan a sentirme bien

6 buenos hábitos diarios que me ayudan a sentirme bien - Trabajando desde casa

Llevar unos buenos hábitos diarios es primordial para todos los seres humanos, aunque tiende a adquirir una relevancia especial en la vida de los emprendedores, autónomos y freelances que trabajan desde casa.

Desde que realizo mis labores desde el lugar donde vivo, tengo la oportunidad de conseguir que mi cuerpo descanse los fines de semana, aunque he de reconocer que me resulta complicado lograr que mi cerebro deje de dar vueltas a todo lo relacionado con mis proyectos.

Pero seguir unos buenos hábitos diarios me ayuda a sentirme mucho mejor y a desconectar con más facilidad cuando llega la noche y me dispongo a disfrutar de un sueño reparador que me permita afrontar el día siguiente con energía y vitalidad.

En esta ocasión, me gustaría decirte cuáles son esas prácticas que me ayudan a sentirme bien con el fin de que tú también puedas conocerlas.

Ni que decir tiene que cada persona es distinta y tiene unas necesidades diferentes, por lo que es posible que los hábitos que mencionaré a continuación no casen con tu estilo de vida.

No obstante, se trata de unas prácticas muy sencillas, por lo que puedes probarlas cuando desees para comprobar si a ti también te ayudan a potenciar tu bienestar. Vamos a ello.

¿Qué hábitos diarios hacen que me sienta bien?

Si tú también quieres sentirte de maravilla recuerda que puedes combinar los hábitos que hallarás a continuación con los beneficios de disciplinas como, por ejemplo, la meditación guiada.

Disfrutar de un buen desayuno

Los expertos en nutrición no se cansan de decirlo: el desayuno es fundamental para el buen funcionamiento del organismo.

Tanto es así que no desayunar disminuye el rendimiento y la concentración y nos lleva a consumir alimentos poco saludables a lo largo del día.

Así lo reveló un estudio realizado por un equipo de médicos y nutricionistas del Grupo NC Salud del que se hizo eco el periódico Heraldo.

En mi caso, los alimentos que me proporcionan mayores dosis de energía son, además de mi imprescindible café con leche, las tostadas con aceite y sal, las magdalenas integrales sin azúcar (las compro en Mercadona), el plátano y el té verde.

Si quieres empezar a llevar unos buenos hábitos diarios recuerda que también puedes inspirarte en los desayunos que propone la Fundación Española del Corazón.

Hacer ejercicio

Darme una ducha calentita después de haber practicado ejercicio físico es algo que me genera un inmenso placer. Por eso, aprovecho las tardes para hacer algo de deporte y salir a caminar a paso ligero.

Cada persona es diferente y no todos tenemos las mismas necesidades, pero en mi caso 40 minutos de caminata son suficientes para hacerme sentir de maravilla al volver a mi hogar.

De esta forma, salgo de casa (primordial cuando la vivienda y el espacio de trabajo son el mismo lugar), me mantengo en forma, cuido el corazón y recargo las pilas.

También me ayuda a despejar la mente e, incluso, a encontrar soluciones a problemas que han aparecido a lo largo del día y a dar con nuevas ideas para mis proyectos. Vamos, que todo son ventajas.

Y no solo lo digo yo, ya que existen muchísimos estudios que demuestran los beneficios del ejercicio físico y que aseguran que debería formar parte de los buenos hábitos diarios de grandes y pequeños.

Encontramos un ejemplo de ello en una investigación publicada en la revista Journal of Psychosomatic Research que reveló que las personas sedentarias son más propensas a sufrir depresión que aquellas que practican deporte y son físicamente activas.

Además, el ejercicio físico también mejora la concentración, previene el sobrepeso, cuida el corazón, tonifica los músculos, estimula la memoria y reduce los niveles de estrés. ¡Que no falte en tu lista de buenos hábitos diarios!

6 buenos hábitos diarios que me ayudan a sentirme bien - Trabajando desde casa

Ver una serie

Ver una serie de televisión durante la cena es otro de mis buenos hábitos diarios y una actividad que me ayuda a desconectar y a pasar un rato muy agradable junto a mi pareja.

A lo largo de los últimos años he contratado suscripciones en varias plataformas de contenido pero, ahora, solo estoy abonada a las series de Movistar y Prime Video y algunas de las que veo son Outlander, House (no, no la vi en su momento), Hunters y La maravillosa señora Maisel.

Lo más importante, en mi opinión, es que elijas una serie que te guste y te ayude a desconectar del trabajo al caer la noche.

¿Otro consejillo? Ver las series en versión original; es algo súper sencillo que a mí me ha ayudado muchísimo a mejorar mi inglés. Pruébalo y me cuentas.

Anotar las cosas positivas

Hace un tiempo leí un libro de Elsa Punset que considero que todo el mundo de bebería conocer. Se titula Una mochila para el universo y, en la obra, la hija del fallecido Eduard Punset habla sobre el funcionamiento de la mente humana y proporciona trucos y consejos para fomentar el optimismo y el positivismo.

Uno de ellos consiste en anotar, todas las noches antes de dormir, cinco cosas positivas que hayan tenido lugar a lo largo del día.

Pueden ser elementos muy sencillos que te hayan hecho feliz, como tomar un café con un amigo al que hacía tiempo que no veías, tener una charla agradable con la cajera del supermercado o haber visto una buena película en la televisión, por ejemplo.

No te voy a engañar; al principio me costó encontrar cinco aspectos positivos, pero poco a poco fue más sencillo debido a que esta actividad te ayuda a ver el lado bueno de las cosas y a ser más optimista cada día, algo fundamental para poder afrontar los problemas que van apareciendo a nivel laboral y personal en la vida de todo ser humano.

6 buenos hábitos diarios que me ayudan a sentirme bien - Trabajando desde casa

Acostarme temprano

Conozco a varias personas que no comprenden que tenga la capacidad de levantarme a las seis y media o siete de la mañana con energía y ganas de ponerme a trabajar.

Las razones son sencillas: me apasiona mi trabajo y, además, me acuesto muy temprano (sobre las diez de la noche), por lo que a eso de las seis de la mañana ya he dormido las siete u ocho horas que todo ser humano necesita para sentirse bien y tener una buena salud.

Aunque hay personas que se sienten más productivas por la tarde o la noche, a mí lo que mejor me funciona es comenzar temprano el día y dedicar la tarde al deporte, la lectura o las quedadas con amigos.

Leer un libro

Cuando tengo tiempo libre me encanta aprovecharlo para sumergirme en las páginas de un libro o, mejor dicho, en la pantalla de mi Kindle.

Leer me ayuda a despejar la mente, favorecer la concentración, sentirme partícipe de una historia que solo existe en la ficción y olvidarme durante un rato del trabajo y de las preocupaciones.

Pero, sobre todo, me da la oportunidad de disfrutar, aprender, sentir calma y paz y gozar de instantes muy agradables.

Por eso todos los días dedico unos minutos a la lectura justo antes de acostarme, lo que también me ayuda a dormir mejor durante la noche.

Eso sí, jamás leo libros relacionados con mi trabajo antes de irme a la cama; solo apuesto por novelas e historias que, además de apasionarme, favorezcan el descanso mental antes de intentar coger el sueño.

Aunque es probable que no compartamos gustos literarios, te dejo algunas de las últimas novelas que he leído y que más me han gustado para que puedas echarles un vistazo y encontrar ideas:

Recuerda que, según reveló un estudio llevado a cabo en el año 2009 por investigadores de la Universidad de Sussex, en Reino Unido, y publicado en el diario The Telegraph, solo seis minutos de lectura pueden reducir el estrés en un 68 %, algo fundamental para poder conciliar el sueño con más facilidad.

Otra opción muy interesante puede ser recurrir a audiolibros como los que están presentes en la plataforma virtual Storytel.

Espero que conocer mis buenos hábitos diarios te haya resultado útil y te permita, como a mí, sentirte de maravilla todos los días llevando a cabo acciones sencillas.

Si quieres que todos tus amigos, familiares y contactos también los conozcan, te agradeceré mucho que compartas con ellos la siguiente infografía:

6 buenos hábitos diarios que me ayudan a sentirme bien - Trabajando desde casa

Ya conoces algunos de mis buenos hábitos diarios, pero recuerda que podrás seguir descubriendo trucos y consejos para sentirte mejor echando un vistazo a la sección de este blog dedicada al bienestar.

Avatar

Sara Santoyo

¡Hola a todos! Mi nombre es Sara Santoyo, soy licenciada en Periodismo y nací en Palma de Mallorca en el año 1987.

Después de trabajar como redactora y gestora de contenidos en algunas empresas, decidí sumergirme en el apasionante (y a veces tenebroso) mundo del emprendimiento y poner en marcha mi propio negocio. Así fue como nació Didesco (mi empresa) y mis seis blogs.

Trabajo desde casa desde 2013 y por eso quiero compartir con vosotros todo lo que vivido, experimentado y aprendido a lo largo de estos años.

Espero que este portal web os sea de ayuda tanto si trabajáis desde casa como si el teletrabajo os llama la atención desde hace tiempo y queréis conocer mejor sus secretos y entresijos.

¡Muchas gracias por estar detrás de la pantalla y dedicar tiempo a leer estas líneas!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.